viernes, 30 de julio de 2010

48 ) MEDICO.... CÚRATE A TI MISMO; SANADOR...LO MISMO.

48 ) MEDICO.... CÚRATE A TI MISMO; SANADOR...LO MISMO.

“Medice cura te ipsum“. Lo mencionó Jesús, un día cuando estaba en la sinagoga de Nazareth. A los que se burlaban de él, les dijo: «Seguramente vosotros me vais a citar el proverbio: “¡Médico, cúrate a ti mismo! Haz aquí en tu tierra lo que hemos oído que hiciste en Cafarnaúm”» (Evangelio de S.Lucas 4:23).



Aunque no en el mismo sentido anterior, los médicos debemos curarnos a nosotros mismos, utilizando los mismos medios con que lo hacemos con los pacientes.
Pues para los sanadores, también debemos aplicar los mismos conceptos. No son gente distinta, aunque hagan cosas únicas e inimaginables.
Pero debemos entender esta frase, no desde el punto de vista literal, sino con todo el alcance de su significado. No solo estamos hablando de que se curen a si mismos, sino que entre la posibilidad de que en el proceso de curación se utilicen medios ajenos a el mismo, como pueden ser la medicación o el uso de otros profesionales de la medicina.
Según la patología a tratar, es evidente que existen limitaciones, como en el caso de tratamientos quirúrgicos, en los que es imprescindible, ser ayudado por otro médico. Esta filosofía es válida para el mundo médico y se aplica desde hace 2000 años y todo el mundo lo entiende.





( El que aqui escribe ya pasó por quirófano hace poco por una hernia discal. Pero también ha sido tratado con sanaciòn energética por Alex, con otra finalidad... )










En los casos de los Sanadores, debería ocurrir igual, pero no es así. La gente, no lo entiende y la primera frase que sale es: ....pues si cura a los demás de forma tan fácil con sus manos, porque no se cura así mismo?
Sanador, sánate a ti mismo : Son las palabras con las que Jerónimo traduciría de la Hexapla , a su famosa versión latina.

Muchos pueden alegar: Sino sabe curarse a si mismo, como va a curar a los demás?
Pues también tienen sus limitaciones y posiblemente más que en el caso de los médicos. Son capaces de hacer cosas extraordinarias, únicas e irracionales con los demás, pero pueden estar limitados cuando se trata de ellos.
Son humanos, no son dioses!.



Con el beneplácito de Alex, me gustaría explicar su caso, como ejemplo de humanidad y criterio.
Hemos hablado de él, en numerosas ocasiones en este blog y sabemos que es un sanador excepcional.. Pero como a todo el mundo le llega alguna vez, también ha tenido que pasar por las manos de un médico y en este caso concreto, por un cirujano.
Tenía un dedo en gatillo en la mano izquierda y ha tenido que solucionar su problema con cirugía.
En los escasos momentos que tiene para él, Alex juega al golf y en algún momento, el tendón del flexor del pulgar ha quedado atrapado en una zona que existe en la base del primer dedo.
La solución es quirúrgica, aunque en este caso hemos probado algún tratamiento alternativo previo, que ha dado resultado parcial.








El caso de Alex, confirma que los sanadores se enferman tanto como sus pacientes y que padecen y soportan los mismos males físicos, morales y espirituales que cualquier ser humano.
Las exigencias que les imponemos a otros, debemos cumplirlas nosotros. Si sabemos lo que es bueno, sano y recto, debemos poder hacerlo. Somos como el médico que obedece lo que él mismo aconseja.


......Y llega el momento de la verdad,...hay que entrara en la clinica para curarse.
El paciente esta un poco inquieto dentro de su tranquilidad habitual. Nunca ha estado en un quirófano y le da como a todos un poco de respeto.
El, que ha curado a tanta gente a lo largo de su vida, se ve ahora en el papel de paciente.
Y puedo asegurar que lo cumple con todo respeto y convicción.


( Al médico le operaron de una hernia y al sanador de un dedo ).









El dedo en gatillo o resorte, es una de las afecciones más comunes de la mano. El paciente nota que el dedo se bloquea, con incapacidad para abrirlo o cerrarlo. Cuando vence la resistencia del bloqueo nota un chasquido y a veces dolor.
El dedo en gatillo se debe a una tenosinovitis estenosante en los tendones flexores de la mano. El tendón se inflama de manera crónica, llegando a engrosarse, formando a veces un nódulo. Este nódulo impide el movimiento igual que si intentamos pasar una cuerda con un nudo por una polea.
La mayoría de las veces se desconoce el origen de la inflamación del tendón.



Hay una desproporción entre el tendón y la polea.
El tratamiento debe ser progresivo, aunque a veces depende del estadio de la afección.
El propósito principal de la intervención es disminuir el dolor y la inflamación de las inserciones o trayectos tendinosos y mejorar la función de los tendones. Para ello se realiza una pequeña incisión en la palma de la mano sobre el nódulo y se secciona la polea para liberar el tendón y permitir que se deslice sin dificultad.





Dormimos el brazo del paciente con una anestesia troncular y focal. La incisión se practica en la base del pulgar y actuaremos en profundidad hasta alcanzar la polea del flexor.
El paciente esta consciente en todo momento durante la operación y puede oír lo que hablamos.
Al final, cerramos la herida incisa de acceso de la mano izquierda y la vendamos.
El reposo y la tranquilidad, serán los amigos de viaje, durante unos días.
Luego, pasadas unas semanas, podrá volver a jugar su deporte favorito.

La reflexión constructiva es que sanadores, médicos u otros seres de diferentes oficios sanadores, tienen que pasar por el aro médico cuando es necesario. Nadie tiene bula para ser excluido.
La grandeza esta en aceptarlo y hacerlo.
Este ejemplo por venir de quien viene ( Alex, sanador energético) tiene importancia porque cumple con el ejemplo:
Utiliza las medicinas alternativas, sin excluir la medicina clásica.






...................................................Y así podrá volver a jugar a golf

Hasta aquí será la lectura de un médico normal, explicando lo ocurrido. Pero como yo, ya no lo soy y en el camino he aprendido cosas, de algo nos han de servir…no?
Una segunda parte de esta historia es sacar conclusiones del porque, él y otros han acabado en quirófano, de una forma rápida, casi sin aviso.
Inaudito! Y hasta cierto punto extraordinario. Creo que no es normal…
Valoremos otras posibilidades.
Los que saben de temas emocionales y tratan a pacientes con la finalidad de mejorar sus patologías y el curso de sus vidas, dirán: “Te están parando”.
El que no sabe de que va esto, preguntará…quien te para?.....La verdad es que metafóricamente consentimos entender que alguien del mas allá ( ángeles guía, maestros, seres de luz, Seres Divinos, etc…), son los causantes de que algo nos baje el ritmo de vida, con una finalidad concreta, que de momento desconocemos. (Pero que seguro que más pronto o más tarde, sabremos)



En este tipo de lenguaje, significa que nuestra vida es una locura y que debemos parar la velocidad, para poder atender otro tipo de cosas, que seguramente nos pasan desapercibidas. Es evidente que con una enfermedad frente a ti, tu ritmo se desacelera y puedes escuchar otro tipo de cosas.
Puedes sintonizar contigo mismo y escuchar los mensajes que te hace llegar tu cuerpo.
Puedes leer un libro o contactar con alguien, sin motivo aparente.
Nosotros no sabemos el porqué, pero en los planes del destino, de las piezas del puzle de nuestra vida, debemos encajar unas más importantes, que es evidente que con el ritmo que teníamos no hubiese sido posible. Al disminuir la velocidad del camino de la vida, es más factible y realizable.
Se que lo que estoy exponiendo aquí, es indemostrable a corto plazo. Pero con la perspectiva que te dá el tiempo transcurrido puedes hacer otra lectura mas acertada y cercana a la realidad.






Es muy simple decir que un paciente tiene una patología discal sacra y que le han tenido que intervenir quirúrgicamente para solucionarlo. Una lectura mas sofisticada sería ir al origen de la enfermedad y analizar porque le ha aparecido esta hernia.
En el lenguaje emocional una hernia discal vertebral equivale al miedo como emoción, que no se ha transitado acertadamente y se ha enquistado. En este caso escoge el raquis sacro para establecerse, que con el tiempo instaurará la hernia.
Si le preguntas al paciente que tipo de miedo puede tener, te contestará que ninguno….que él no le tiene miedo a nada ni a nadie. Esta hablando en el plano mas terrenal. Pero si consiguiéramos llevarlo a una dimensión más emocional…. De sentimientos, quizás hallaríamos que tipo de miedo fue el causante de su hernia discal.
Pueden ser miedos:

• Miedos no reconocidos
• Miedos inconscientes
• Situaciones no resueltas
• Miedo al fracaso
• Miedo a no ser reconocido personal o profesionalmente
• No puedo desprenderme del pasado
• El peso de la vida
• Viejos rencores no reconocidos por el consciente
• “Yo puedo con todo”, que se traduce en llevar demasiada carga y tener demasiada responsabilidad
• Rigidez, falta de flexibilidad, por eso te quedas clavado.
• Dejar lo viejo que ya no sirve y desprenderme de él
• Obstinación y querer tener siempre la razón “lo que yo digo es la única verdad”
• MIEDO AL CAMBIO






Situaciones pasadas no trabajadas o superadas, que se han quedado como patrones instaurados inconscientes de miedo a algo concreto y que ahora en el presente, se activen por una situación nueva.
En el fondo, son reconocidas por una situación grabada en el inconsciente.
Es decir, tengo miedo a algo en el presente pero no se a que. Eso hace que se vuelvan activas las zonas físicas donde ese miedo antiguo se quedó enquistado al haber vuelto a la vida, por algo que en el presente lo ha desencadenado.

En esta lista de miedos, nuestro paciente puede estar aquejado por uno de ellos, sin saberlo. Pero en lo mas profundo de su ser, una emoción no bien gestionada, pudo enquistarse y provocar la aparición de una hernia vertebral.
Como tratamiento, es evidente que se ha de solucionar quirúrgicamente su hernia discal. Pero no es menos cierto, que también hay que incidir en el terreno espiritual o emocional, para determinar el origen real de la enfermedad, para que no vuelva a ocurrir o para enseñar al paciente a detectar esa emoción anómala, hacer de ella un tránsito acertado y evitar su enquistamiento físico.
………………….
..................................




Un ultimo caso seria el de un hombre que después de una tarde de footing, le sale una llaga en un pié y no puede caminar. Posiblemente el sudor del pié y el roce, con un calcetín duro le ha provocado la misma.
Pero otra lectura sería que era necesario tenerlo parado en un sillón. Sin desplazarse. Quieto, parado. A lo mejor tiene que hacer algo importante para su vida y como no lo hace, la vida le lentifica para que reconsidere su situación y tenga tiempo de pensar en ello.




A todos nos han parado alguna vez, por algo. Se llama limpieza emocional. Si ahora, tenemos rabias, miedos o lo que sea, son lo sanos. Los malos (Los enquistados) en este caso ya los ha sacado el bisturí.
Empezamos diciendo que el paciente tenía cualquier enfermedad en alguna zona del cuerpo y ahora hemos conseguido llegar al inicio de la misma, caminando por el trayecto de la misma en sentido inverso, hasta llegar a su origen: La emoción.
Dependerá de cada uno como gestione estas cosas y pueda llegar a lo mas recóndito del problema……y entonces y solo entonces, podremos evitar que las enfermedades se desarrollen, porque ya en su inicio las hemos parado.
Como analogía existe la teoría de la relatividad de Einstein: Cuando todavía no has salido de viaje a la velocidad de la luz, ya has llegado al punto de partida y de destino. Con tu óptica veras que el viajero no se mueve, pero el se ha ido y vuelto y no has visto el movimiento.
Pues se trata de esto, antes de que se desarrolle un problema, lo atajamos en su lugar de origen, antes de que nazca.

jueves, 29 de julio de 2010

47) SANACION CON LOS ÁNGELES: ACCESO A UNIVERSOS SUPRAFÍSICOS.



47) SANACION CON LOS ÁNGELES: ACCESO A UNIVERSOS SUPRAFÍSICOS.

La Sanación angélica, es una forma de curar comenzando por el espíritu, transmitiéndolo a la mente, y manifestándose en nuestro físico.
Esta sanación, ha sido dada por el Arcángel Rafael para ser compartida con todos aquellos que deseen mejorar su salud física, mental, emocional y espiritual.


Es una Técnica de curación energética y una de las alternativas para mejorar nuestra salud, que viene dando resultados muy positivos . Cuando hablamos de Sanación Angélica, hablamos de la conexión con el alma que habita en nosotros y que está relacionada a su vez con la energía cósmica y cuando está dirigida hacia nosotros, equilibra, restaura y alinea cualquiera de nuestros cuerpos.



Consigue que nos pongamos en armonía con todos los aspectos de nuestra vida.
Todos tenemos un ángel guía a nuestro lado, que sigue nuestros pasos y al que podemos acceder solicitándolo. Algunos los confunden con su voz interior, que no tiene nada que ver. Hablo de los llamados maestros de Luz, de los brazos de Dios.
Al recibir la Terapia Adecuada el paciente instantáneamente se siente bien, desaparece el peso en los hombros, las contracturas y cambia su estado de ánimo. Existe un antes y un después de la sanación.
Esta energía aumenta la vibración de las personas, incrementando la energía espiritual, nuevos estados de iluminación interior y creando conexiones más fuertes con el alma y los Ángeles.



J.Olguin nos adentra en este tipo de sanación, de la cual es un experto y queda notablemente claro, cuando seguimos sus escritos.
Los ángeles son Entidades de Luz que vibran en una sintonía muy elevada. Esta vibración es curativa, aún en una proporción mas elevada que los ultrasonidos.
En distintos seminarios de sanación, se ha constatado que venía gente con problemas psicosomáticos, causándoles alteraciones en el funcionamiento corporal.
El sanador invita a su paciente a visualizar a su ángel, con la finalidad de solicitarle ayuda curativa y a partir de ese punto, las personas se sentían mejor. La energía angélica había actuado en la parte física, sanando a la persona con patologías concretas.
Otra modalidad ocurre cuando el paciente manifiesta directamente el problema que aqueja y le pide al ángel que envíe su energía sanadora a la parte donde se hallaba el desequilibrio o bloqueo. El resultado es sorprendente: la persona se alivia considerablemente y esta mejoría es muy palpable.



Un médico, ya sea de la medicina tradicional o de la medicina alternativa, (acupuntura, reflexología, reiki, aromaterapia, etc.) puede estar conectado a la energía curativa de los ángeles aún sin pedírselo. Un médico que nos tranquiliza desde que pisamos su consultorio y nos inspira confianza y fe, puede estar trabajando con los ángeles aún sin saberlo conscientemente; recordemos que la paz interior tiene que ver con el alma. Cuando se logra esta conjunción, el médico es un instrumento de los ángeles.
También conscientemente se puede efectuar esta relación. Basta con pedirlo a los ángeles; ellos disfrutan haciendo este tipo de conexiones y también de enseñarnos en nuestros inicios integrando su energía con la nuestra a modo de guía.
No solamente al que cura enfermedades lo podemos considerar sanador, también el que se centra en el alma, quien da ayuda, quien da un consejo, quien brinda su apoyo, es sanador, ya que su presencia, sus acciones o sus palabras, ayudan a encontrar la paz del alma en momentos difíciles; estos sanadores actúan como promotores de la fe y brindan consuelo.


Por naturaleza, todos podemos ser sanadores, es parte de la evolución humana. Es un don que permanece dormido en nosotros, esperando ser despertado, siendo parte de nuestro libre albedrío. Pídele a tus ángeles su protección y guía, ellos sabrán dirigirte.
Para conseguirlo en idóneas condiciones, es mejor cumplir una serie de requisitos, como estar con ropa cómoda y en un lugar que pueda estar en silencio o con una música suave. Pueden estar sentados sobre almohadones o en una superficie blanda.
Una vez acomodados, cierran los ojos. La persona instructora les guiará con su voz, suave pero firme. Intentarán trabajar con el sentido del tacto, pero sin tocar ninguna parte de su cuerpo. “Sentirán” mentalmente toda su piel. La recorrerán mentalmente hasta sentir un cosquilleo. Eso indicará que estarán percibiendo su propia aura. Podrán percibir el calor de sus manos, la pesadez de sus brazos, el cuello, los hombros... la respiración acompasada. Sentirán sus piernas, sus pies... todo su cuerpo.


Una sensación de armonía les invadirá. Luego visualizarán su chakra coronal, el centro energético que se encuentra en el centro de su cabeza. Tocarán mentalmente ese centro y notarán una presión en el mismo, como si “algo” lo tocara. En ese momento la persona instructora les pedirá visualizar un rayo blanco azulado, la LUZ del Creador. Ese rayo penetrará por el centro de su cabeza e inundará con su Luz vuestro cuerpo. Esa Luz bañará vuestro rostro, el cuello, los hombros, el tórax, la cavidad abdominal, los brazos, las manos, las piernas y los pies.
Notarán una energía muy armonizadora. Un segundo rayo, ahora de color dorado, llegará a vosotros. Es la energía Crística. Que entra por el chakra coronal y hará el mismo recorrido que el anterior. Notarán un cosquilleo vivificante. Luego, un tercer rayo, que será de color violeta, hará el mismo recorrido que los dos rayos anteriores. La energía transmutadora del mismo cubrirá todos los influjos nefastos que pudiesen haber absorbido y la transformará en Luz supra-energética.
Los tres rayos en combinación habrán llevado vuestro ser a un estado de semi conciencia llamado alfa, donde estarán aletargados, pero sin perder el control de vosotros mismos.


La voz de la persona instructora los seguirá guiando. Su mente se transportará hacia una vibración muy sutil, llevándolos fuera del plano físico. Allí, intentarán captar a vuestro ángel. Cada uno lo visualizará de acuerdo a sus necesidades. Podrán ver la figura que vuestro subconsciente capte: La mayoría siempre visualiza figuras antropomorfas, ya sea un querubín o un esbelto joven con largas alas. En realidad, los ángeles se pueden percibir como trazos de Luz, en su forma real. Otros los ven como mandalas o figuras geométricas, como símbolos, como jeroglíficos, etc.
La mente humana es un gran decodificador del concepto espiritual: traduce las ideas en palabras e imágenes, aunque el ego, inherente al ser humano, deforma tanto esa traducción, que nuestras emociones participan de lo que captamos y entonces adecuamos a nuestra necesidad lo que visualizamos. Por eso no todos vemos lo mismo.
Cada uno tiene una versión concreta y genuina de la situación.


El contacto angélico es importante, una vez que visualizamos mentalmente a nuestro ángel guía, le podemos pedir orientación (según los problemas a resolver) y Sanación (si el organismo sufre problemas físicos).
Es entonces cuando el ángel nos manda su Luz sanadora y la focalizada en el punto donde no circula la energía. El cuerpo electromagnético o campo áurico se restablecerá y nuestras células normalizarán su recepción de energía espiritual. De esa manera, el cuerpo tenderá a sanarse. La voz de la persona instructora nos devolverá lenta y sutilmente al plano físico. Nuestra vibración será más lenta. Volveremos a sentir nuestro cuerpo y nuestra respiración, hasta percibir el cosquilleo de nuestra circulación sanguínea. Lentamente iremos abriendo los ojos. Quizás haya bajado un poco nuestra temperatura corporal y tengamos algo de frío. Eso se soluciona con una infusión caliente de cualquier hierba.


Hay que aprender a estudiarse y conocerse, a si mismo. Tratar de sentir todos nuestros órganos. Apreciar que después de esta experiencia que hemos tenido, nos sentiremos mejor, no solo física, sino anímicamente. Antes de retirarse hay que dar gracias a nuestro ángel y saber que él nos ama incondicionalmente, porque el Servicio es Amor y así como la función del Sol es dar luz y calor a nuestro pequeño mundo, la función de los ángeles es Sanar a través del Amor.
El sanador puede estabilizar un desequilibrio áurico que provoca alteraciones físicas en un paciente a través de la conexión con su ángel guía.
Sabemos que todos los seres humanos somos Canales Divinos (Antenas que captan la energía de Dios). Todos tenemos el Don de corregir las deficiencias energéticas de otro ser humano, pero muchas veces nuestro propio ego nos acompleja y nos hacer creer que no podemos hacerlo. Por suerte, hay seres especiales que tienen el Don natural de sanar.
Las técnicas son multidisciplinarias:
Se puede sanar con colores, con gemas, piedras, Reiki o directamente canalizando la Energía Crística.
Las personas que pueden sanar energéticamente, pueden reforzar su técnica mediante la sanación angélica.


Es importante que formen una simbiosis con su ángel y compartir su energía sanadora.
Para conseguirlo, la técnica es la siguiente:
La persona que realiza la Sanación tiene el Don de captar a la entidad angélica a través de todo su cuerpo. El ángel contactado se manifiesta como una elevada vibración. Esa sintonía fina se puede percibir en toda la piel como un cosquilleo, de la misma manera que percibimos nuestra circulación sanguínea o cuando se eriza nuestra piel.
Llega un momento, en que sentimos el ángel en nosotros, invadiéndonos una sensación de armonía. Si estamos conectados en empatía total entramos en éxtasis, un estado donde nos sentimos transportados fuera del mundo sensible.
A medida que vamos practicando la técnica de la sanación angélica, la conexión se realiza más rápidamente y llega un momento en que lo podemos hacer casi en forma automática.
Cuando percibimos a una persona con deficiencias en su campo áurico, pedimos ayuda a nuestro ángel guía.
Se juntarán ambas energías, la angélica y la que canalizará nuestro Yo Superior. Ambas vibraciones estarán mancomunadas y proyectarán su LUZ al campo electromagnético de la persona en cuestión, sanando su aura. De ese modo, los trastornos psicosomáticos irán desapareciendo.


La fe es muy importante, pero la energía Divina actúa en forma independiente.
El ángel de sanación por excelencia, es el Arcángel San Rafael. El método de sanación energética tiene unas connotaciones específicas, que mencionaré a continuación:
Para trabajar con el Arcángel Rafael y con tus propios guías personales, todo lo que necesitas hacer es invocarlos y expresar tus intenciones.
La mejor manera de invocarle y a tus guías personales, para que trabajen contigo es a través de un estado de meditación o un estado mental de reposo y calma. Observa como la energía de curación, en la forma de Luz Blanca brota de sus manos hacia tu cuerpo, a través de tu cabeza. Trata de relajarte y sentir esta energía. Es posible que al principio no seas capaz de sentir la energía, pero, después de algunas sesiones, comenzarás a hacerte más sensible a esta energía. Muchas personas sienten esta energía como algo tibio, como un cosquilleo. Algunos la sienten como un suave fluido a través de su cuerpo. Es aconsejable realizar una sesión de curación general primero para que puedas abrirte mejor a la energía de curación y te prepares en todos los niveles para aceptarla. Este paso inicial puede durar varios minutos, hasta el siguiente paso:


Ahora puedes trabajar en áreas específicas de tu cuerpo: Coloca tus manos sobre el área de cuerpo que deseas sea curada, observa las manos de Rafael sobre tus propias manos y visualiza la Luz Blanca fluyendo a través de sus manos hacia ti y hacia el área que necesita curación. Tus manos deberían subir su temperatura y se notan bastante calientes mientras se hace la sanación. Si no puedes alcanzar con tus manos el área de tu cuerpo que necesita curación, visualiza las manos de Rafael sobre esa parte del cuerpo y observa y trata de sentir la energía fluyendo hacia ese lugar.

Recordemos los escritos de Jan Van hemert con el libro, “El poder de la voluntad”, que entraría de lleno en este tipo de curación.
Si lo quieres, lo deseas vivamente y así mismo, lo solicitas, como si hablaras con tu yo interior, conseguirás que tu cuerpo y tu mente te escuchen y tu inconsciente se lo crea.



Al creérselo, provocan cambios en el cuerpo vehiculados por una parte del espíritu, con el resultado de una mejoría para el paciente.
La energía sanadora no reemplaza a ningún tratamiento médico, solo es una terapia alternativa y complementaria de la medicina clásica. Mirada y utilizada bajo este prisma, su uso no es solo correcto, sino beneficioso.
Para entender en que plano dimensional se mueven estos espíritus angélicos, es imprescindible hablar de física cuántica, de vórtices de energía y de universos suprafísicos.
Según la física cuántica, una partícula elemental es un vórtice de energía. No es que dicha energía forme un vórtice o una onda, el vórtice es la energía en sí. Un vórtice es un movimiento energético en espiral de tres dimensiones, que llega a formar una bola giratoria de energía. Esa bola giratoria es la partícula elemental y el movimiento giratorio es lo que crea la estabilidad de la misma. Por lo tanto: una partícula elemental de materia es una bola giratoria de energía, un vórtice esférico en movimiento. Hay distintas vibraciones en ese vórtice y cada vibración representa una partícula distinta (un Quark, un leptón, etc.)



Si el movimiento ocurre a la velocidad de la luz, el vórtice deja de ser una partícula elemental para transformarse en un fotón. Según Albert Einstein, ningún cuerpo puede moverse a mayor velocidad que la de la luz, pero... ¿esa regla es también aplicable a la energía en sí? Si el movimiento del vórtice llegara a vencer esa barrera y superara la velocidad de la luz, daría origen a un tipo de energía por completo distinto, a la que llamaríamos supraenergía.
La materia formada por la supraenergía estaría contenida en un universo suprafísico. Nuestra materia no llega a afectar a ningún elemento de ese mundo, pues su sustancia es completamente distinta. Su vibración es tan alta que ese supra-universo no puede captarse por nuestra realidad.
En esta realidad suprafísica hay partículas de más alta vibración, pero análogas a las partículas de la materia conocida. Hay ondas de supraenergía, análogas a las ondas de luz visible que percibimos diariamente. En conjunto, forman un mundo de una vibración más elevada, que contiene a nuestro mundo. Hay muchos universos suprafísicos en la creación. Los universos superiores engloban a los inferiores, como si fuesen esferas concéntricas.
Cada universo suprafísico es un plano espiritual distinto, siendo el nivel 1 nuestro universo físico. Los planos 2 y 3 son niveles de vibración donde moran los espíritus desencarnados con determinado karma.


En el plano 4 se encuentran aquellos espíritus que han alcanzado un grado de Maestría. En la vibración siguiente, el plano 5, moran los espíritus que alcanzaron la máxima Luz.
El plano 6 está habitado por los ángeles, mensajeros y servidores del espíritu.
En el plano 7 moran las Energías Divinas y el plano 8 está habitado por los dioses menores.
Desde ningún plano de vibración se puede captar a las entidades que moran en los planos superiores al mismo, pero sí desde cada plano se puede "ver" hacia las vibraciones inferiores. Hay dos planos de vibración más densos que el plano físico: los planos –1 y –2, pero no podemos percibirlos.
Tanto los espíritus Maestros como las entidades angélicas, pueden guiarnos en el camino hacia la Luz, para que tomemos conciencia de que somos espíritus en evolución.
Podemos contactarnos desde el plano físico mediante la técnica de mediumnidad. Al recibir Mensajes de Luz, dicho contacto sería una comunión de cuerpo y espíritu.
Estamos rodeados de espíritus a los que no podemos ver. Unos pocos los pueden sentir.
Debemos realizar un acto de fé y solicitar su ayuda, para sanación nuestra o de otros.


Nosotros somos un alma y nuestro cuerpo es nuestro traje en este mundo. Lo tenemos prestado mientras vivamos. Luego, cuando se acaba el tiempo de nuestro destino, volvemos a ser solo alma y ya no sentiremos el peso de ese traje, que a lo largo de nuestra vida se convierte en una carga pesada.
Pero mientras estemos en nuestro querido planeta, no cuesta nada apoyarnos en nuestros guías o maestros. Ángeles de luz, que actúan como las manos de Dios para la sanación.
Para conseguirlo hemos de seguir los códigos de sanación, siguiendo los caminos de una fe infinita.

viernes, 23 de julio de 2010

46 ) EMOCIONES : ORIGEN DE LA ENFERMEDAD Y SU TRATAMIENTO DESDE LA PSICOLOGÍA.

46 ) EMOCIONES : ORIGEN DE LA ENFERMEDAD Y SU TRATAMIENTO DESDE LA PSICOLOGÍA.

Siguiendo la línea de escribir sobre temas de sanación no muy comunes para el mundo médico, éste es el que mas se acerca a la medicina convencional. Sin embargo, como veréis a medida que vayáis leyendo, tampoco se trata de una clasificación y tratamiento clásico de la enfermedad. Es una visión totalmente genuina, muy elaborada, como resultado de años de trabajo e investigación de Ara.






Con Ara, mi “ Psicóloga clínica”, hemos comentado muchos capítulos del blog y la verdad es que en temas tan sutiles, es muy difícil ponerse de acuerdo. Pero si que es verdad, que disfruto enormemente dialogando sobre ellos y en este caso, sobre el suyo. Cuando acaba el día y nos vemos, algunas veces hablamos del trabajo de cualquiera de los dos y nos divertimos comentando casos curiosos.
Este tema no va a ser fácil de desarrollar ya que se compone de diálogo al cien por cien. El apoyo fotográfico es escaso y no hay videos.
Ella no es una psicóloga clínica al uso. Es Sexóloga, hipnoterapéuta, morfopsicóloga, Terapeuta Floral de Bach, terapeuta Gestalt y muchas cosas mas cuyos títulos duermen en un cajón.





Cada mes hace talleres con sus pacientes, en sesiones grupales, para aglutinar conceptos , facilitar la asunción de sus enseñanzas y transitar... EMOCIONES.






El crecimiento de sus pacientes es reconocido y la superación de sus patologías, una constante.
Todo lo que ha ido aprendiendo de la vida, sus pacientes y sus maestros hasta ayer, han marcado su visión de las cosas y su forma de trabajar, que al fin y al cabo, es lo que verdaderamente le importa.


(Las Ramblas de Barcelona)






Le pregunto, ….como lo haces?
Y esta es su respuesta:
“Intento acompañar y ordenar vidas ajenas, a veces hago de espejo, donde vas a poder ver tu sombra, otras verás tú luz, a veces simplemente estoy para darte la mano en tu duro viaje, que puede ser durante un proceso corto o largo, o acompañarte en la enfermedad o a morir. Dejo fuera de la consulta mi vida y mi ego y simplemente escucho en silencio, abriendo mi corazón, para comprender qué es lo que pasa en el ser global que tengo delante: cuerpo, mente, emoción y alma, empatizar con su dolor y poder ofrecer la ayuda que cada persona necesita y darle los instrumentos para que avance en su proceso y en la vida”.
Así que antes de hablar de esos instrumentos que ella utiliza en consulta me explica lo que es la base de un malestar físico, mental o espiritual: las emociones.



Sin emoción el hombre no hubiera podido evolucionar. Charles Darwin aseguró que las emociones tienen una función adaptativa que ha contribuido de manera determinante en la supervivencia de la especie. Pero en nuestra sociedad actual una buena gestión de las emociones se erige no sólo en el secreto de la felicidad, sino también de la salud. Cada vez más estudios relacionan las emociones con la aparición de enfermedades y trastornos orgánicos de todo tipo.
Pero, ¿qué es una emoción? La emoción es una respuesta de la persona a lo que le acontece a su alrededor, es sobre todo un estado fisiológico del cuerpo que toma una configuración particular ante ella (un determinado ritmo cardíaco, presión arterial, segregación hormonal, una tensión muscular específica...).





La emoción se erige en el jefe de toda la orquesta y a su señal el cuerpo entero se somete a ella. Quiero decir con esto que las emociones tienen un enorme poder sobre el cuerpo y está claro que gestionarlas, trabajar con ellas tendrá un importante impacto sobre el estado físico.
Ara me puntualiza que muchas personas dividen las emociones en buenas y malas, por eso me aclara que las emociones van y vienen y no son ni buenas ni malas por sí mismas a no ser que éstas se cronifiquen y no se expresen o canalicen adecuadamente. Cada persona se relaciona con las emociones de una manera singular según su carácter y sus experiencias vitales. Algunas son agradables y fáciles de transitar para la persona; mientras otras resultan más difíciles de experimentar, reconocer y expresar. La educación y cultura recibidas determinan claramente la forma en que vivimos cada emoción. En todas las familias hay unas emociones más prohibidas que otras. Por ejemplo, a diferencia de otras culturas, la rabia es una de las emociones que más reprimimos por miedo a hacer daño a los demás, miedo al perder el control o al rechazo. Las emociones también despiertan ciertas conductas en lugar de otras.








( Enfadada...)

Sigmund Freud fue el primero en descubrir que muchas enfermedades tenían un origen emocional. Actualmente se ha comprobado la estrecha relación existente entre el sistema nervioso y el sistema inmunitario en cuya superficie unos receptores reciben la misma información que llega al cerebro. Se calcula que entre el 50 y el 75% de las consultas están motivadas por el estrés, la depresión y la ansiedad.



( Miedo...)

Hay cinco emociones básicas y el resto son una mezcla de éstas.

1.-El miedo: avisa de un peligro o de una situación amenazante. Ayuda a determinar donde están nuestros límites.
Función positiva: despierta la prudencia y facilita el aprendizaje de nuevas respuestas que apartan a la persona del peligro.
Función negativa: puede llevar a la parálisis y ser causa de un exceso de protección y llevar a la persona a encerrarse demasiado en sí misma.
Cómo se expresa en cuerpo: Se suele localizar en el cuello, un importante centro de control del cuerpo. También se sitúa en la boca del estómago, puede ser causa de taquicardia y de inmovilización. Puede producir temblor, sudoración y ganas de orinar. Puede doler la parte baja de la espalda.
Trastornos relacionados: El estrés y la ansiedad, el origen de una gran parte de trastornos hoy en día, son versiones del miedo. Estas emociones producen una bajada de defensas en el organismo que incrementa el riesgo de infecciones, resfriados y gripes. El miedo también causa trastornos gástricos e intestinales. El nervio vago está conectado directamente con el estómago, lo que puede explicar que ciertos niveles de ansiedad continuada den lugar a gastritis, úlceras y otros trastornos gástricos. Como se suele localizar en el cuello, muchas personas tienden a sofocarlo allí, son personas que no pueden comunicarse y que pueden tener problemas de tiroides. La medicina china asegura que el miedo se localiza en el riñón provocando disfunciones en este órgano.



( Rabia... )


2.-Rabia: Se despierta ante una situación desagradable o molestia.
Función positiva: Nos hace conscientes de la molestia y nos da la energía y la fuerza para librarnos de ella. Ayuda a la persona a reafirmarse, a poner límites al otro y a defender su espacio. Incrementa la energía que necesitamos para lograr nuestras metas.
Función negativa: en un ataque de rabia cuesta mantener la calma para valorar equilibradamente una situación y uno puede cegarse y no ver al otro. La sensación de rabia continúa hasta que la persona logra encontrar una manera de reducir la alta densidad de su descarga neuronal
Localización en el cuerpo: La ira suele situarse en el abdomen y en la mandíbula. Las tensiones mandibulares pueden estar relacionadas con la rabia, así como dolores en la espalda. Despierta sonrojo, sudoración, suele llevar a la acción. Los órganos afectados serán el hígado y la vesícula biliar y el dolor de espalda estará localizado en la zona media de la espalda
Trastornos relacionados: Diferentes estudios relacionan la ira con las enfermedades cardíacas. En concreto un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard pidió a pacientes que habían sufrido un ataque cardíaco que describieran su estado emocional en las horas anteriores al mismo: estaban furiosos. “Cada minuto de bronca guardada es un minuto dedicado a la muerte”, afirma el cardiólogo norteamericano Dean Ornish, quien asegura que ser más comprensivo, compasivo y más expresivo mejora la salud del corazón. La confianza y la serenidad son el antídoto de la rabia. La depresión también se asocia con un enfado que uno no se cree con derecho a sentir.



(Tristeza...)

3.-Tristeza: Expresa la ausencia de algo o de alguien, surge ante la sensación de pérdida.
Función positiva: Lleva a la persona a recogerse sobre sí misma, a contactar con su interior. Estar a solas permite descansar y rehacerse.
Función negativa: Fomenta el aislamiento de la persona que se retira del contacto con los demás y se encierra en sí misma.
Localización en el cuerpo: espalda, piernas, corazón... Los órganos afectados serán los pulmones y el intestino grueso y los dolores de espalda suelen ser más localizados debajo de los hombros.
Trastornos relacionados: depresión, enfermedades cardíacas, cáncer, enfermedades de la piel como la dermatitis seborreica, urticarias, fibromialgia (la depresión del cuerpo), fatiga crónica…




(Alegría...)

4.-Alegría: Lleva a la persona hacia fuera y favorece las ganas de compartir, de divertirse. Despierta la seguridad y el bienestar. La curiosidad es una forma de alegría.
Función positiva: lleva a la reproducción de la situación.
Función negativa: cuando de la alegría se pasa a la euforia la persona se ciega y pierde el contacto con la realidad.
Localización en el cuerpo: Es fácil despertar la alegría moviendo la cadera.
Trastornos relacionados: la risa que suele acompañar un estado de alegría incrementa las defensas, relaja la musculatura ensancha los pulmones, segrega endorfinas, sustancias que producen bienestar. La alegría da perspectiva y distancia sobre los problemas y aleja la preocupación.



(Amor...)

5.-Amor: Abre a la persona hacia los demás.
Función positiva: Permite el vínculo, nos abre al otro y despierta la confianza. Es útil diferenciar entre el afecto que es una emoción y el atractivo sexual que es una sensación fisiológica.
Función negativa: No tiene. Es más si hacemos crecer el amor en nuestro interior facilitamos la salud y el bienestar.
Localización en el cuerpo: El corazón representa el centro del amor. Si hay debilidad de carácter y excesiva compasión, algunos autores afirman que el bazo puede verse afectado. Si se consigue despertar el amor a través de la meditación, de visualizaciones o técnicas como los movimientos del energía, desaparecen emociones como el miedo y la rabia. Muchas corrientes actualmente hablan del poder curativo de esta emoción.
Trastornos corporales: Su falta se relaciona con trastornos alimentarios y en los niños con problemas de crecimiento. Da lugar a conductas que llevan al acercamiento y favorecen la intimidad. Sirve para indicar la atracción emocional entre las personas, estableciendo con ellas una relación de protección y de apoyo manteniendo nuestras relaciones más profundas. El amor es la base para nuestro bienestar y equilibrio físico, mental y emocional



Como veis Ara no solo habla de la emoción, sino de su función positiva y negativa, como nos decía antes no hay emociones malas ni buenas, pero dependiendo de cómo la gestionemos tendrá una función u otra.
Para ella, hay que tener muy claro que si se expresan las emociones, si se transitan, es decir, dejamos que vengan y vayan, que fluyan, se expresen, será una forma sana de gestionarlas. Pero si las reprimimos, si las dejamos dentro sin ni siquiera saber qué es lo que nos pasa, pueden llegar a ser nocivas para la salud.
Ve el paciente por primera vez y cuando determina qué es lo que le pasa , es cuando empiezan a caminar juntos en ese camino, a veces duro, de la terapia, pero siempre gratificante y enriquecedor.


La persona se va adentrando en su interior para “darse cuenta” de lo que le pasa y poder quitarse las capas de cebolla que todos llevamos y que no nos dejan contactar con nuestra esencia o núcleo central. Qué encontramos si vamos quitando las capas de una cebolla?. El corazón. Si pelamos una manzana y la partimos en dos trozos que encontramos? El corazón, el núcleo. Metafóricamente nosotros estamos hechos de forma similar, en nuestro centro o núcleo o se encuentran la serenidad, la armonía, la bondad, la profundidad y la ligereza del ser. Entrar en el corazón de nuestro ser es hacer un viaje de lo superficial a lo profundo, de lo aparente a lo real, es decir SI a la vida, SI al amor. Y para ello hay que desprenderse de las diferentes corazas que nos hemos ido poniendo desde que estamos en el útero, quizás corazas que arrastramos desde mucho antes…


( Corazas...)
Debido al gran bagaje que tienen Ara en consulta, utiliza muchas técnicas para ayudar a que la persona haga ese viaje al interior, que a veces da tanto miedo: la primera es la aceptación incondicional, la empatía y el acompañamiento desde el amor y la humildad. Jamás desde el dirigismo, el prejuicio o la superioridad. El paciente debe sentirse respetado, comprendido y amado.
Si este primer punto se consigue, el viaje al interior no suele dar tanto miedo y la mayoría de los pacientes la cogen con fuerza de la mano que les tiende.
Para ayudarles, usan técnicas de relajación y visualización, hipnosis (ordenes directas para lograr un objetivo concreto) regresión o expansión de conciencia (ir hacia atrás en el tiempo para buscar el origen de la grabación patógena, causa del problema, a la infancia,















útero o vida anterior), técnicas Gestálticas, como la silla vacía, integrar y asumir la sombra (esa parte negativa para nosotros que no queremos ver pero que está ahí interfiriendo en nuestro crecimiento), polaridades (energías opuestas en nuestro ser que debemos integrar),
( arbol familia ) intenta buscar en Internet un genograma, no es bien bien un árbol genealogico




El Genograma (representación gráfica de una constelación familiar generacional, por lo menos tres generaciones, que registra información sobre los miembros de esa familia y sus relaciones. Su estructura en forma de árbol proporciona una rápida “interpretación” de las complejas relaciones familiares y es una rica fuente de hipótesis sobre cómo un problema clínico puede estar relacionado con el contexto familiar y su evolución a través en el tiempo).



Flores de bach

Flores de Bach ( terapia energética de esencias florales que restablecen el equilibrio emocional de la persona. Consta de 38 remedios obtenidos a partir de las flores de determinadas plantas que se utilizan tanto para enfermedades físicas y psicosomáticas como para trastornos psicológicos o emocionales. Funcionan empujando al organismo hacia la autocuración), Técnicas humanistas para elaborar los duelos (divorcios, fallecidos) y sostener a enfermos de cáncer en el proceso de la enfermedad y sus familiares.

Sanación energética, especialidad que intenta ayudar a caminar a los pacientes y a que se sientan mejor, con ellos mismos y con la vida.

En los casos en que se utiliza la Hipnosis, el recorrido es el siguiente : Si el cerebro trabaja en estado normal entre 14 y 32 ciclos por segundo, en estado de hipnosis estos ciclos se rebajan hasta situarse en un estado alfa que se sitúa entre 7 y 14 ciclos por segundo. En este estado el individuo es muy sugestionable y produce una disociación entre el consciente y el inconsciente en la actividad mental. A través de la hipnosis se puede tratar el síntoma que tiene el paciente y buscar el origen de éste. Se acaba comprobando que muchas dolencias se derivan de una experiencia del pasado que ocasionó un dolor físico y emocional. Pero este tema se merece un capitulo entero por su importancia.


(Ellos son mas listos que muchos humanos...)





En estos momentos donde todo nuestro entorno está cambiando, es necesario que intentemos dar un giro a nuestros valores, a nuestras prioridades, hacer un viaje a nuestro interior para darnos cuenta que si nos encontramos mejor con nosotros mismos, podremos llevar de otra manera ese desorden externo, me explica serena pero contundente.
Solo cuidándonos, cubriendo nuestras necesidades desde el amor, tolerancia y respeto, podremos ofrecer ese amor a los demás y al entorno que nos envuelve. No olvidemos que proyectamos en el cuerpo lo que sentimos por dentro.



Y acaba diciéndome: “ Muchos pacientes tienen miedo a empezar terapias como las mías, a bucear en temas enquistados que parecen que no tienen memoria pero que hacen que nos sintamos enfermos, en el cuerpo, en la mente o en el alma. Hay que recordar que el miedo nos paraliza y hace que nos quedemos estáticos ante situaciones difíciles de superar sin ayuda: El cambio, a veces, duele, pero el quedarnos bloqueados, a veces, nos puede matar”.

Toda esta ciencia, aplicada muchas veces de forma autodidacta, se resume en un libro que está próximo a ver la luz: “A solas “. ( Editorial Luciernaga )
Una maravilla escrita que habla de como transitar las emociones..

Basada en hechos reales es una historia intensísima de crecimiento personal que
nos lleva a afrontar pérdidas de vital importancia y que nos da una gran
lección de fortaleza y superación. "A solas" es un himno al amor en todas
sus expresiones y también a la vida que, aunque a veces nos destroce, puede enseñarnos una luz de esperanza, en el arduo camino de la vida.

Os esperamos el día 30 de septiembre a la presentación del libro en esta librería, a las 19 h.






FOTO librería Bertrand con Ara , en La Rambla Cataluña, nº 37 de Barcelona.

La publicación de este libro es el reconocimiento a una forma de sentir la vida , vivir sus emociones y resurgir como el ave fenix de sus cenizas cuando se hunde en el abismo de las profundidades de nuestro cerebro.

Aquí se plasma toda una vida trabajando las emociones….